Valientes Guerreros

Valientes Guerreros

Los hijos verdaderos de Dios, somos llamados a formar un Ejército de soldados de Cristo.  Un ejército que junto a los ejércitos celestiales, estemos preparados para pelear la buena batalla de la fe.  Debemos darnos cuenta que las Sagradas Escrituras, nos enseñan que el Evangelio es para aquellos valientes que lo arrebatan; es decir quienes no se conforman con las migajas que este mundo ofrece, sino que son inspirados por las cosas mejores que Dios ha prometido para cuantos le aman.

Pero para llegar a ser un buen soldado de Cristo, es necesario someterse a un proceso especial de entrenamiento espiritual y físico.  Al igual que en los  ejércitos terrenales, todo recluta es preparado en forma disciplinada en todas las artes marciales propias de la milicia, hasta convertirlo en un soldado digno de representar a su patria ante cualquier enemigo que se le oponga.

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo “. (2 Corintios 10:4,5).